VENTAJAS DEL TUBO DE CONCRETO

Una de las ventajas diferenciales del tubo de concreto es que permita adecuar el tubo a las cargas del terreno y sobrecargas externas a que en cada posición del trazado esté sometida la tubería, pudiendo adaptarse la resistencia de la tubería a las solicitaciones reales a que vaya a estar sometida.

La estabilidad química del concreto y la pasividad de las armaduras que así quedan protegidas de la corrosión metálica, hacen que las tuberías de concreto sean durables aún en ambientes agresivos, permitiendo además la composición del concreto y posibilitando la adecuación a ciertas situaciones de terrenos excepcionalmente agresivos, adecuando la dosificación al caso concreto, e incluso añadiendo algunos elementos específicos a la composición del concreto correspondiente.

SEGURO AL MEDIO AMBIENTE el tubo de concreto no es contaminante, permanece inerte en el suelo. EN EL PROCESO DE FABRICACION, LA TUBERIA DE CONCRETO no daña el medio ambiente ni a los obreros que participan en su elaboración.

La tubería de concreto ha sido empleada por tantos años que representa, con mucho, la ventaja de ser ampliamente conocido su desempeño, predecible su comportamiento y comprobable su durabilidad.


No tienen rotura por frágil, como ocurre con los tubos de materiales

GRAN DURABILIDAD: existen conducciones de concreto con más de 75 años sin ningún deterioro de las tuberías, con un comportamiento impecable.


Los tubos de concreto pueden fabricarse según la demanda específica de uso, pudiendo atender situaciones excepcionales de sobrecargas móviles y agresividad del terreno y de los efluentes.

El tubo de concreto NO ES FLAMABLE como tubos hechos de materiales.

Mejora de sus condiciones con la edad. El concreto es un material altamente resistente y la reacción química del mismo, le permite aumentar su resistencia con el paso del tiempo.

El tubo de concreto NO FLOTA, su peso, en si, representa una gran ventaja ya que en condiciones extremas de avenidas torrenciales, el tubo se mantiene estático.


Una tubería de concreto con juntas apropiadas y bien construidas es garantía de la preservación de la contaminación de los freáticos por fugas y roturas.

El tubo de concreto soporta mejor las cargas exteriores de tierra tráfico.

Estos tubos resisten la posible presión interior, lo que trae como consecuencia que la puesta en carga puntual de la red no preocupe en cuanto a su conservación.

El uso de la junta elástica permite que el tubo se adapte mejor a los pequeños movimientos de terreno y mantenga la estanquidad de la red.